Halt and Catch Fire, la informática doméstica al poder

Años 80, Texas, un misterioso tipo Joe Mc Millan (Lee Pace) ha dejado su trabajo en IBM y aparece en una pequeña empresa del medio oeste (Cardiff Electric) para desde abajo hacerse con ella y ascender en una carrera de locos por conseguir el primer ordenador portátil de la historia. Para ello se encarga de organizar a un pequeño equipo interno: Gordon Clarke (Scott Mc Nairy), ingeniero informática de la pequeña empresa Cardiff Electric y la joven y atractiva programadora Cameron Crowe (Mackenzie Davis).

El trío es de lo más particular: Joe es un tiburón que hará lo necesario por conseguir su objetivo, y cuando digo lo necesario me refiero a casi todo, parece que tiene un plan trazado y que todo ocurre dentro de dicho plan y ante un nuevo problema tiene una solución. Gordon es un genio, pero él no lo sabe. Debe lidiar con “un quiero y no puedo” y un fracaso que lleva a cuestas cuando hace un tiempo junto a su esposa, también informática, intentaron crear un nuevo ordenador. La bebida lo ha consumido y no puede abandonar una imagen de fracaso general y en el que el nuevo proyecto parece venirle grande, al menos al principio. Por otro lado tenemos a Cameron, captada por Joe, ni siquiera ha acabado la carrera pero es capaz de escribir el código necesario para cubrir el objetivo del grupo. Pero no será todo tan fácil y su relación con Joe no hará más que dificultar la consecución de sus metas laborales.

poster-de-la-serie-halt-catch-fire

IBM el gran gigante informático de entonces se les echa encima, mediante ingenieria inversa y evitando los problemas legales de copyright, el equipo de Cardiff Electric se sumerge en una carrera con una fecha tope en la que deben conseguir la BIOS que haga funcionar el nuevo ordenador que tiene en mente Joe.

Las comparaciones con Steve Jobs son obvias, de hecho en los primeros capítulos se habla tambíen de Apple porque en aquel entonces ya habían sacado su primer ordenador de sobremesa. De hecho Joe se caracteriza por ser un extraordinario vendedor a la vez que motivador y no duda en copiar los discursos de Jobs que le sirvan a sus intereses.

El ritmo de la serie es adecuado y parece que nos encontremos en los ochenta de nuevo con toda una estética muy cuidada y representativa de aquellos años, incluyendo los temas musicales.

¿Es una serie para informáticos? Obviamente será disfrutada por aquellos que dominan el lenguaje informático pero considero que no es exclusiva para ell@s y puede ser muy bienvenida para otros más legos en la materia. Así como para disfrutar de una genial historia de abogados (lease por ejemplo The good wife) no tenemos porque ser juristas ni estar relacionados con el mundo de la justicia para disfrutar de una buena historia. Todo dependerá de la evolución de los personajes y la trama y su capacidad para tenernos atrapados. Hasta ahora, en mi opinión lo consigue en esta primera temporada y parece que AMC ya ha renovado para una segunda.

Ah por cierto, el título: Halt and catch fire se refiere a un antiguo comando que introduce a la máquina en una condición de carrera, obligando a todas las instrucciones a competir por superioridad al mismo tiempo. El control del ordenador no se podía recuperar.

Ese fondo negro de pantalla, letras, números, códigos y comandos, etc en verde tiene un punto retro muy apetecible, verdad?

Anuncios

Un comentario en “Halt and Catch Fire, la informática doméstica al poder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s