Madres peligrosas y muy retorcidas

Podemos hacer apuestas por la madre más violenta, la más manipuladora o aquella que simplemente nunca querrías tener enfrente. Pero si en algo coinciden los ejemplos que os voy a mostrar es en su amor por sus hijos (hasta aquí todo “normal”), lo anormal viene a continuación y es todo aquello de lo que son capaces por defender a sus hijos….y ojo que no estoy hablando de vivir o morir (esto sólo ocurre a veces), es esa necesidad de controlar todo lo que ocurre alrededor de sus descendientes como si de bebés estuvieramos hablando. Un comportamiento que raya en lo malsano y que justifican todas por el bien de la familia… Continuar leyendo